Pechuga de Pollo Gratinada Rellena con Jamón y Cheddar: Un Festín de Sabores en tu Plato

Pechuga de Pollo Gratinada Rellena con Jamón y Cheddar: Un Festín de Sabores en tu Plato

La Pechuga de Pollo Gratinada Rellena con Jamón y Cheddar es una exquisita creación culinaria que combina la jugosidad del pollo con la riqueza del jamón y la cremosidad del cheddar. Este plato es una opción perfecta para una comida elegante en casa o una cena especial con amigos y familiares. A continuación, te guiaré a través de los pasos para preparar esta deliciosa receta que seguramente impresionará a tus comensales.

Ingredientes para Pechuga de Pollo Gratinada Rellena con Jamón y Cheddar (para 4 porciones):

  • 4 pechugas de pollo, deshuesadas y sin piel.
  • 8 rebanadas de jamón.
  • 1 taza de queso cheddar, rallado.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 2 dientes de ajo, picados finamente.
  • 1 taza de caldo de pollo.
  • 1/2 taza de crema de leche.
  • Sal y pimienta al gusto.

Instrucciones paso a paso:

  1. Comienza por preparar las pechugas de pollo. Haz un corte profundo en el centro de cada pechuga para crear un bolsillo sin separar completamente las dos partes. Esto permitirá que puedas rellenarlas.
  2. Rellena cada pechuga de pollo con 2 rebanadas de jamón y 1/4 de taza de queso cheddar rallado. Cierra el bolsillo con palillos de dientes para que el relleno no se escape durante la cocción.
  3. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva y la mantequilla a fuego medio. Agrega los dientes de ajo picados y saltea hasta que estén fragantes.
  4. Coloca las pechugas de pollo rellenas en la sartén y dóralas por ambos lados, aproximadamente 3-4 minutos por cada lado.
  5. Vierte el caldo de pollo en la sartén y reduce el fuego a bajo. Tapa la sartén y cocina durante unos 15-20 minutos, o hasta que las pechugas estén cocidas y alcancen una temperatura interna de al menos 75°C.
  6. Retira las pechugas de la sartén y mantenlas calientes.
  7. Agrega la crema de leche a la sartén con los jugos de cocción y revuelve hasta que la salsa espese. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  8. Precalienta el grill de tu horno.
  9. Coloca las pechugas de pollo en una fuente apta para horno y cubre cada una con una porción generosa de la salsa de crema de ajo.
  10. Espolvorea un poco de queso cheddar rallado sobre cada pechuga de pollo.
  11. Gratina las pechugas en el horno durante unos minutos, hasta que el queso se derrita y adquiera un color dorado y apetitoso.
  12. Sirve las Pechugas de Pollo Gratinadas Rellenas con Jamón y Cheddar calientes, acompañadas de tu guarnición favorita, ya sea arroz, puré de papas o una ensalada fresca.

Consejos adicionales:

  • Puedes experimentar con diferentes tipos de queso para el relleno, como queso suizo o gouda, para variar el sabor.
  • Añade hierbas frescas como albahaca o tomillo a la salsa de crema de ajo para darle un toque adicional de sabor.
  • Si deseas un toque de crocante extra, puedes empanizar las pechugas de pollo después de rellenarlas antes de cocinarlas.

En Resumen:

La Pechuga de Pollo Gratinada Rellena con Jamón y Cheddar es una delicia culinaria que combina lo mejor de la jugosidad del pollo con la riqueza del jamón y la cremosidad del queso cheddar. Preparar este plato es una excelente manera de impresionar a tus invitados o disfrutar de una comida elegante en la comodidad de tu hogar. Sigue los pasos sencillos y disfruta de esta experiencia gastronómica inolvidable. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top